La obesidad se define por la Organización Mundial de la Salud, como el acúmulo excesivo de grasa, que tiene efectos adversos en la salud y en la duración de la vida

Cirugía Bariátrica

¿Cómo se evalúa el exceso de peso?

Mediante el Índice de masa corporal (IMC) que correlaciona el peso en kilos dividido por la altura del paciente en metros al cuadrado
Si este IMC pasa de 35, la obesidad se considera grave. Si pasa de 40, es una obesidad mórbida.

¿Qué le pasa a un paciente obeso mórbido?

La obesidad mórbida es una enfermedad crónica que presenta a la larga una serie de enfermedades asociadas como la diabetes mellitus tipo 2.

El paciente puede padecer: hipertensión arterial, dislipemia, síndrome de apnea en el sueño, enfermedades cardiacas, insuficiencia vascular periférica, colelitiasis, hernia hiatal, esteatosis hepática, infertilidad, incontinencia urinaria, artrosis y aumento de la posibilidad de tener cáncer. Todo ello conlleva a la larga una mala calidad y un acortamiento de la vida.

Una de las características de la obesidad mórbida es que el paciente puede perder peso, pero no puede mantener el peso perdido y se vuelve a engordar.
Es por esto que fracasan las dietas, el ejercicio físico, las terapias conductuales o el tratamiento farmacológico.

El aumento de la prevalencia de obesidad mórbida en los últimos 20 años ha sido superior al 200%, situándose cuando el IMC es mayor a 35 en torno al 2% de la población y si el IMC es mayor de 40 en el 0,6%. En Cataluña existen 42.000 pacientes obesos mórbidos.

La Cirugía Bariátrica en Clínica Diagonal

La preocupación ante el aumento de esta enfermedad, hizo que la Dirección de Clínica Diagonal, creara un equipo multidisciplinar, con el Dr. Carlos Masdevall como coordinador.
El doctor Masdevall tiene más de 25 años de experiencia y ha sido Presidente de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad y de las enfermedades metabólicas asociadas.

La Cirugía Bariátrica se vale de un conjunto de técnicas y procedimientos quirúrgicos que buscan cambios en la fisiología para conseguir pérdidas de peso mantenidas y duraderas en el tiempo. Además se pretende curar las enfermedades asociadas que presenta el paciente. Es por esto que se realiza un estudio exhaustivo preoperatorio y se aplica la técnica más adecuada en cada caso. Por ejemplo si un paciente tiene diabetes mellitus tipo 2, se le tendrá que realizar un bypass gástrico "metabólico" con lo que se llega a una remisión en el 83% de los casos.